Fundada a finales del siglo XI, la abadía de Fontfroide pasa a manos de la orden del Cister en 1145. Muy pronto se convierte en una de las abadías cistercienses más ricas de la Cristiandad, bastión de la ortodoxia católica en pleno País Cátaro. Su conjunto arquitectónico, diverso y variado, se conserva en muy buenas condiciones. La abadía está abierta al público para la visita de su iglesia, la sala capitular, el claustro, el refectorio, así como los añadidos del siglo XVIII y sus jardines y terrazas. Desacralizada y en manos privadas desde 1908, la abadía acoge todo tipo de actividades y manifestaciones culturales como es, desde 2005 y anualmente, el Festival de Música e Historia para el diálogo intercultural dirigido por Jordi Savall.

PROGRAMA:

XII Festival Musique et Histoire pour un Dialogue Interculturel: PROGRAMME 2017

Más información: Abbaye de Fontfroide